Una noche de bodas inolvidable

Una noche de bodas inolvidable

Después de la boda viene la llamada noche de bodas, es decir, la noche que pasará la pareja juntos para dar pie a despertar por primera vez como marido y mujer por lo que sin duda tiene que ser inolvidable.

Antes de que sigan leyendo les cuento que este blog no tiene nada que ver con consejos sobre sexo o el hecho de que la novia haya decido o no esperar a estar íntimamente con el novio. Sin duda es una decisión extremadamente personal, que merece todo mi respeto, que no es correcta o incorrecta y que va de la mano con la forma de pensar de la mujer.

Es una realidad que los tiempos junto con el concepto de la virginidad de la mujer han cambiado pero más bien el objetivo de este blog consiste en poner sobre la mesa que, independientemente de su situación, en la vida de la pareja solamente habrá una primer noche de bodas ¡eso es lo que quiero que tengan en mente! y por ende tiene que ser digna de recordarse.

La noche de bodas se caracterizarse por ser una velada que puede estar compuesta por romance, emoción, nervios, felicidad, alegría y/o pasión pero sobretodo e indiscutiblemente por amor.

Si reflexionan el significado real de la  noche de bodas se traduce a la primera vez que la pareja dormirá ya como esposos, lo que no tiene nada que ver con intimidad. El tener relaciones o hacer el amor no necesariamente tiene que suceder después de la boda sobretodo si terminan cansados ya sea por soltar el estrés de meses de organización o por vivir una larga fiesta llena de emociones encontradas.

Una noche de bodas inolvidable

Como les mencionaba líneas arriba toda pareja tiene una única primera noche de bodas por lo tanto, si sienten que la energía no se encuentra al nivel que debe de estar, no se agobien y mejor concéntrese en hacerla inolvidable ya sea aplicando la tradición de cargar a la novia después de la boda, platicando de lo que les pareció la boda, dándose un mansaje, brindando y durmiendo abrazados.

Una noche de bodas inolvidable
Foto: Pinterest.

Al ser la noche de bodas una noche especial pásenla en un lugar lindo y que les ofrezca privacidad. Lo más común es hacer una reservación en un hotel y les recomiendo que cuando la hagan no olviden decir el motivo con el objetivo de que el personal decore la habitación con pétalos de rosas, velas, champagne o vino espumoso, fresas con chocolate etc.

Una noche de bodas inolvidable
Foto: Pinterest.

Lo ideal para la noche de bodas es que no se predispongan ya sea a pensar “tiene que pasar” como “no tiene que pasar” dejen que las cosas fluyan, no lo fuercen para mejor que suceda lo que tenga que suceder. Eso sí, a donde sea que los lleve la corriente,  no pueden olvidarse de la ropa interior de la novia para la boda, es decir, un lindo conjuntito o pijamita que haga inolvidable el momento y de oler rico.

Una noche de bodas inolvidable
Foto: Pinterest.

En conclusión, no importa si ustedes y su pareja ya se conocen o apenas comenzarán a hacerlo, saquen de su mente y peor aún no se obsesionen con el hecho de que la noche de bodas es sinónimo de pasión y locura ya que corren el riesgo de frustrase.

Efectivamente tiene que ser especial pero vendrán infinidad de momentos que superaran dicha noche y, si lo analizan, no tiene nada de malo al contrario es muy positivo.

La realidad es que pase lo que pase la noche de bodas se quedará en su memoria para siempre así que de ustedes dependerá que la transformen en un recuerdo digno de su significado.

 

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *