Diez cosas que aprendí el día de mi boda

Diez cosas que aprendí el día de mi boda

Este post es el último relacionado con mi gran día y, para cerrar con broche de oro, quiero presentarles las diez cosas que aprendí el día de mi boda ya que, si no me hubiera tocado vivir todo lo que pasó el día de mi boda, no lo hubiera podido escribir ¡Tomen nota! Espero que mi experiencia les sirva a todas las que están o estarán en el proceso de organización para que las ayude en caso de que algo salga mal.

  • La primera de las diez cosas que aprendí el día de mi boda fue algo de lo que ya estaba consiente pero que definitivamente reafirme al 100%. Sin duda toda novia tiene que tener un equipo de wedding planners pero no únicamente para ayudarla a planear la boda sino, y sobretodo, para resolver cualquier cosa que pueda pasar el mero día (por más insignificante que sea) Definitivamente estoy segura que mi boda no se hubiera dado sin la eficiencia, profesionalismo, compromiso, entereza y fortaleza de Dani, Florie y Arely creadoras de Ganesha Wedding. Aprendí a quererlas a lo largo de mi planeación, tanto que ahora las extraño, que ese día al ver su reacción me preocupe más por ellas que por todo lo que estaba sucediendo ¡Son lo máximo y las recomiendo ampliamente!

Diez cosas que aprendí el día de mi boda

  • La segunda de las diez cosas que aprendí el día de mi boda tiene que ver con que cuando finalmente llegué y estén viviendo la suya confíen y dejen que todo fluya ¿A qué me refiero? Piensen que puede llegar a suceder lo incontrolable pero que lo único que pueden controlar es su reacción y forma de enfrentar la situación ¡Está en ustedes! En nadie más.

Diez cosas que aprendí el día de mi boda

  • Ligada con la anterior, la tercera de las diez cosas que aprendí el día de mi boda es que si llega a pasar algo inesperado tanto la novia como el novio tienen que guardar la compostura. Mi lección más grande es que la pareja es la base o el cimiento de la boda, por lo que si se derrumban o los ven derrumbados los invitados entonces se generará una reacción en cadena imposible de parar. En cambio, si los ven fuertes ante la adversidad eso se contagiará en el ambiente.

Diez cosas que aprendí el día de mi boda

  • La cuarta de las diez cosas que aprendí el día de mi boda está relacionada con los meses de la organización. No hagan que su vida gire al rededor de la boda ya que si algo no sale como lo pensaron será normal que se frustren debido a la impotencia que sentirán. Recuerden que lo más importante es lo que vendrá después.

Diez cosas que aprendí el día de mi boda

  • La quinta de las diez cosas que aprendí el día de mi boda es que tanto antes como ese día nunca dejen de pensar lo que siempre les digo “Lo importante es con quién te casas y no cómo te casas.”

Diez cosas que aprendí el día de mi boda

  • La sexta de las diez cosas que aprendí el día de mi boda es dejar que el novio opine y decida elementos de la boda. Esto lo digo porque Gerardo estaba terco con poner en la nuestra una mesa de quesos, algo que me parecía cero atractivo o necesario. Bueno pues para no hacerles el cuento largo esa idea de mi hoy esposo salvó nuestra boda ya que, en lugar de montarla después del banquete como estaba pensado, se sacó durante el cocktail de bienvenida y sirvió para que nuestros invitados comieran, no se fueran o murieran de hambre ya que la boda, que era una comida, terminó siendo cena.

Diez cosas que aprendí el día de mi boda

  • La séptima de las diez cosas que aprendí el día de mi boda es que no olviden los detalles emotivos y los que reflejen la personalidad de los novios. El plasmar su sello servirá muchísimo para que se respiré amor en el aire y, por ende, sea un éxito.

Diez cosas que aprendí el día de mi boda

  • La octava de las diez cosas que aprendí el día de mi boda es que traten bien y de manera educada a sus proveedores. Es por su beneficio ya que si ellos están felices entonces harán todo con gusto y de buena gana.

Diez cosas que aprendí el día de mi boda

  • La novena de las diez cosas que aprendí el día de mi boda, o más bien que comprobé, es que el invitar a personas que realmente los quiera y a los que les de gusto el paso que están dando marcará la diferencia ¡Nada de invitados compromisos!

Diez cosas que aprendí el día de mi boda

  • La última de las diez cosas que aprendí el día de mi boda es fijarse bien a quienes contratan y no me refiero a que sean buenos en lo que hacen sino a que les transmitan calidad humana y empatía, es decir, que los hagan sentir que ven su boda como algo único y no como un evento más en su lista. Tanto el personal del lugar, El Suspiro, el banquetero, La Cuisine,  el fotógrafo, Xiknal Media, el DJ, Fernando Salazar, la florista, Erika Zavala de EZ Flower Art, la mesa de quesos, Paladar Gourmet y la barra libre, Batari Eventos … sacaron la casta, se pusieron pilas, fueron proactivos, sumaron y no restaron e hicieron hasta más de lo que tenían que hacer ¡Estaré siempre agradecida con cada uno de ellos!

Diez cosas que aprendí el día de mi boda

Prometo que cuando me entreguen las fotos hacer el post de mi boda.

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *