De qué no enojarse al organizar la boda

De qué no enojarse al organizar la boda

Hay de enojos a enojos ¿A qué me refiero? No les voy a mentir cuando vivan la planeación del gran día harán más de un coraje pero, por el bien de cada una de ustedes, tendrán que tener más que claro en que valdrá la pena desgastarse, llorar y si quieren hasta hacer bilis así como saber de qué no enojarse al organizar la boda.

La línea que divide ambas situaciones es bien delgada y de hecho hasta es un tanto subjetiva ya que lo que para una novia puede ser de vida o muerte para otra no tanto. Sin embargo, independientemente de lo anterior, pienso que la clave está en no tomarse las cosas personales y en dejar soltar sobretodo aquello que no esté en sus manos.

Al ser una boda un acontecimiento sumamente importante que conlleva estrés, ansiedad, emociones y sentimientos a flor de piel es normal que las reacciones de los involucrados, en este caso las de las novias, se ven afectadas a una potencia mil veces mayor. En otras palabras desde la posición que tendrán el problema será percibido como enorme.

Para ayudarlas a no volverse locas, a que no se soporten ni ustedes, a que disfruten de esta etapa y a que no se conviertan en una nefasta bridezilla a continuación les presento de qué no enojarse al organizar la boda, es decir, mientas preparan todo antes de que llegue la tan esperada fecha:

  • En primer lugar no se pueden enojar con su futuro esposo ya sea por que de su opinión o no coincida con ustedes en algo relacionado con la boda ¡Es el día de los dos! Así que no le resten importancia a sus deseos o necesidades y en lugar de montarse en su macho tendrán que aprender a ceder. Al final eso es parte de la relación que existe entre la organización de la boda y el matrimonio.

De qué no enojarse al organizar la boda

  • Siguiendo con el tema de su amorcito por ningún motivo se pueden enojar en relación a los hombres que quiera elegir como sus damos en la boda.

De qué no enojarse al organizar la boda

De qué no enojarse al organizar la boda

De qué no enojarse al organizar la boda

  • El quinto punto sobre  de qué no enojarse al organizar la boda tiene que ver que no sientan de la gente que las rodea (inclusive la más cercana) la emoción que hubieran esperado o que tenían en mente ¿Cómo?  No estando al pendiente de los detalles del proceso o que no les interese hablar solamente de la boda con ustedes.

De qué no enojarse al organizar la boda

  • Obviamente a toda novia le enchilan las cancelaciones de último minuto peeeero dentro de qué no enojarse al organizar la boda está el hacerlo con alguien que te avise en tiempo que no podrá asistir ¡Lo siento pero no todo mundo podrá ir!

De qué no enojarse al organizar la boda

  • En el lugar número siete está el no hacer corajes si un proveedor no está disponible para su fecha de boda ¡Mejor piensen que por algo pasan las cosas!

De qué no enojarse al organizar la boda

De qué no enojarse al organizar la boda

  • ¿Alguien critica sus desiciones? No se enojen ya que eso es inseguridad. Mejor denles el avión y sean ustedes más inteligentes.

De qué no enojarse al organizar la boda

  • El punto doce del de qué no enojarse al organizar la boda tiene que ver con que alguno de los invitados no les de su respectivo obsequio. Obviamente es una falta de educación ya que viola el protocolo para los regalos de la boda pero mejor no gasten sus energías en eso ya que siempre pasa.

De qué no enojarse al organizar la boda

 

One thought on “De qué no enojarse al organizar la boda

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *