De qué no agobiarse en la boda

De qué no agobiarse en la boda

Es normal que el día de la boda quieran que todo salga increíble debido a la emoción y al tiempo que habrán invertido en la planeación. Sin embargo, cuando finalmente llegue el gran día, lo mejor será que hagan a un lado lo negativo que pueda llegar a pasar ya que al final se convertirá en anécdota. Por eso a continuación les presento de qué no agobiarse en la boda.  

El objetivo de este post es que durante la organización de la boda se enfoquen a cuidar cada detalle para minimizar al lo más que puedan lo controlable o, en otras palabras, lo que esté en sus manos. Recuerden lo que siempre les digo: “Mejor hay que ocuparse en lugar de preocuparse.”

Haciendo a un lado la planificación, les recomiendo que tengan en mente que no existe la boda perfecta ya que es prácticamente imposible que no surjan inconvenientes o problemillas. Sin embargo lo que si es posible es tener claro de qué no agobiarse en la boda para así disfrutar el día de la boda al máximo ¿Están de acuerdo?

  • Lo primero tiene que ver con las cinco reglas de vestir para las invitadas de la boda. Me refiero al hecho de que una, o más, llegue vestida de blanco. Sin duda es una falta de respeto ir del mismo color de la novia pero lo mejor será que se olviden de agobiarse en la boda pensando que la susodicha será la que quedará mal y sobretodo que no hay forma de que alguien opaque a la novia.

De qué no agobiarse en la boda

  • Otro punto por el que no hay que agobiarse en la boda es el de ir de mesa en mesa para dedicarle tiempo a cada uno de los asistentes ya que, además de ser una locura, forma parte de las ocho ideas falsas en las bodas.  Los invitados son los que se tienen que preocupar por acercarse a saludar a los novios en la boda.

De qué no agobiarse en la boda

De qué no agobiarse en la boda

  • Del mismo modo no hay que agobiarse en la boda por el tiempo. Debido a que querrán disfrutar cada segundo estarán pensando:  ¿Qué hora es? o ¿Cuánto tiempo queda? Las bodas se pasan volando así que vivan cada segundo intensamente.

De qué no agobiarse en la boda

De qué no agobiarse en la boda

De qué no agobiarse en la boda

  • Una de las acciones que más agobia a las novias en la boda tiene que ver con que algunas personas no lleguen. Aquí hay que preocuparse por confirmar a los invitados de la boda y ya estará en ellos el decir que irán y hacer todo lo contrario. Claro que dicha acción está para enojarse (por no escribir otra cosa) pero lo mejor será que en la boda pongan ese sentimiento en pausa y lo activen después de la boda. Sin embargo tampoco se claven y mejor piensen que los habrán acompañado quienes realmente hayan querido estar en un día tan especial.

De qué no agobiarse en la boda

  • No hay que agobiarse en la boda por los conflictos familiares que puedan existir. Por ejemplo: si sus papás o suegros no se llevan bien. De verdad no gasten energías y si la situación es muy grave entonces pídanles, por separado, que en un día tan especial pongan de su parte.

De qué no agobiarse en la boda

  •  En relación a los invitados de boda incómodos ustedes ni se agobien si uno se pasa de copas o si se da un pelea ¡Mejor deleguen a un encargado a que resuelva!

De qué no agobiarse en la boda

  • Finalmente no se agobien en la boda si todo mundo la está pasando bien, al final cada quien es responsable de su actitud.

De qué no agobiarse en la boda

 

One thought on “De qué no agobiarse en la boda

  1. Hola María José:

    Siempre pasa que algunas personas creen que está permitido llevarse las flores de la mesa (¡horror!), cómo se puede cuidar esta parte?, o simplemente dejarlo para que si alguien lo hace en la puerta les indiquen que lo regresen?

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *